Una difícil decisión: Dónde, Cómo y Cuando envío a mi hijo a estudiar un curso escolar en el extranjero.

Hoy en día existen numerosas compañías, agencias e incluso ya los propios colegios, que ofrecen este tipo de cursos para atender la creciente demanda por parte de las familias españolas . Y entonces la pregunta que siempre se hacen los padres ¿Con qué agencia lo mando? ¿a qué país lo mando? ¿en qué curso lo mando? La mayoría de las veces se basan principalmente en las experiencias de familiares y conocidos, pero claro, cada estudiante es diferente, tiene unas aptitudes diferentes, unos intereses diferentes, unos objetivos diferentes…y no siempre se acierta. Muchas familias , temerosas de que sus hijos tengan problemas con la convalidación, o que a su vuelta “pierdan nivel” y no sean capaces luego de retomar y mantener su nota, se deciden por enviar a sus hijos a través de su propio colegio aunque el precio sea exageradamente más alto. Nuestra recomendación es que os informeis bien y os asesoreis bien. Podeis empezar por supuesto hablando con familiares y conocidos, que os cuenten sus experiencias (aunque muchos de ellos tienden a no contarlo todo y hay detalles importantes que no cuentan por diversas razones), luego llamad a distintas agencias para contrastar opiniones, y aseguraros de que os contesten todas vuestras preguntas y que sus respuestas os parezcan razonables. Es importante que hagáis una lista con vuestros objetivos y el de vuestro hijo (muy importante tener en cuenta su opinión y mantenerle informado de todo vuestro proceso de recopilación de información y análisis). Enviar un hijo al extranjero supone una importante inversión, y ya no sólo económica, y como cualquier inversión, lo que queremos es rentabilizarla al máximo, al mismo tiempo que queremos velar por la seguridad y bienestar de nuestro hijo . A continuación os mostramos una serie de Objetivos que no debes obviar durante la realización de tu análisis:

1. APRENDER INGLES: Está claro que este es el principal motivo que lleva a los padres y a los estudiantes para estudiar en el extranjero, aunque obviamente este programa proporciona muchos más beneficios. Por tanto importante asegurarse de que durante su estancia no esté en contacto con españoles o por lo menos evitarlo al máximo. Por este motivo nosotros no somos partidarios de enviar a los niños a internados donde siempre acaban en contacto con otros españoles, ni tampoco a ciudades grandes como Dublin donde se concentran la mayoría de estudiantes españoles. Para conseguir una inmersión total, lo mejor es evitar las zonas urbanas y solicitar zonas en las que haya el menor número de españoles posible, y que vuestro hijo sea el único estudiante en la familia de acogida.
2. PRESUPUESTO LIMITADO: Cuanto menos agentes haya en la cadena, menos comisiones tendrás que pagar y más barato debería ser el precio. No siempre un precio más caro es sinónimo de mejor calidad y mejor servicio, sino todo lo contrario. Puede ser originado por las altas comisiones de los intermediarios de la cadena, que no suelen traducirse en un mejor servicio. Pregunta bien por todo lo que está incluido en el precio y por aquello que no está incluido, compara y haz las preguntas que consideres necesarias.
3. SERVICIO PERSONALIZADO: Pregunta por la disponibilidad de colegios que te pueden ofrecer en el extranjero y en concreto de aquellos en los que tu hijo pueda desarrollar sus deportes y actividades preferidas, así como cumplir con sus objetivos académicos. Pregunta también por la disponibilidad de familias, cuántas más tengan más probabilidades tendrá tu hijo de poder ser asignado a una familia con la que comparta más intereses. Tu hijo se va a pasar 9 o 10 meses fuera, y aparte de aprender inglés, es importante que se lo pase bien y se desarrolle al máximo en todas sus facetas.
4. SEGURIDAD Y SEGUIMIENTO: Todas las agencias internacionales están obligadas a disponer de un coordinador local a disposición del estudiante para cualquier problema que pueda tener. Pregunta también por este servicio. Hay algunas agencias que no incluyen el seguro médico en el precio total del programa, pregunta sobre su precio en caso de tener que contratarlo aparte. Si el seguro de viaje viene incluido e el programa, averigua si incluye protección ante deportes de riesgo. En Irlanda es muy común hacer actividades de riesgo como el surf, hípica, hiking…. y si tu hijo lo va a hacer debes tenerlo en cuenta.
5. CONVALIDACION: Todos los cursos son perfectamente convalidables, aunque a veces haya agencias o colegios que informan de que algunos (como el Transition Year en Irlanda) no lo son. Contrasta la información que te den con el Ministerio de Educación y Ciencia, allí están muy acostumbrados a resolver este tipo de preguntas. Es muy importante que la organización con la que decidas enviar a tu hijo sea capaz de asesorarte sobre cuál es el país o el año que mejor conviene hacer a tu hijo. Para ello deben conocer bien el historial y perfil de tu hijo, si es de Ciencias o de Letras, qué carrera universitaria está pensando hacer, deportes e intereses que tiene, personalidad…. Pregunta también a la organización que le asesore sobre cómo hacer para que tu hijo a su vuelta a España sufra el menor trastorno posible. Normalmente tienen acuerdos con academias o escuelas que les pueden impartir clases de recuperación para prepararles mejor para el próximo curso.

transition year en irlanda

Por qué recomendamos estudiar Transition Year en Irlanda

Estudiar el Transition Year en Irlanda es el equivalente a 4º de la ESO en España. Es un curso en el que los estudiantes no realizan exámenes en Irlanda ya que está enfocado a que conozcan diversidad de asignaturas y disciplinas que les ayuden a conocerse mejor a sí mismos para así saber a qué se quieren dedicar en la vida y qué les gustaría estudiar en la universidad. De este modo no tienen que estar preocupados de aprobar exámenes y se centran en realizar trabajos de investigación, exponerlos en público, discuten sobre temas actuales, leen y ven documentales y luego realizan trabajos sobre los mismos. Durante el Transition Year en Irlanda explican cómo tienen que elaborar un currículum y cómo comportarse en las entrevistas de trabajo, también suelen trabajar de forma voluntaria un día a la semana y realizan muchas actividades y excursiones que les informan sobre las distintas profesiones guiandolos en su futuro académico y profesional. Es este por tanto un año ideal para los estudiantes internacionales porque no tienen la presión de los exámenes y pueden centrarse en la práctica y dominio del idioma inglés. La organización del Transition Year fomenta enormemente el que el estudiante practique el idioma continuamente durante la realización de trabajos en grupo, investigación y lectura de libros, exposición en público, experiencia laboral. Además, y para tranquilidad de los padres, es convalidable completamente y no suele suponer un retraso en el alumno a su vuelta a España, ya que coincide con la finalización de una etapa, la ESO, y en España tampoco es un curso difícil. Los estudiantes a su vuelta de Irlanda, como vuelven bastante pronto, a finales de mayo, les es suficiente con estudiar durante el mes de Junio en alguna academia las asignaturas de Matemáticas y Lengua, o quizás alguna de ciencias, y luego al inicio del curso se les puede proporcionar algún refuerzo en esas asignaturas más fuertes. Normalmente los estudiantes suelen continuar sus estudios sin problemas, e incluso presentan claras ventajas frente a sus compañeros españoles al haber desarrollado otras capacidades como son la realización de trabajos en grupo, creatividad y capacidad analítica, así como hablar y discutir en público, capacidades que se valoran también en los años de Bachillerato.